lunes, 6 de mayo de 2013

LA REINA DE ALMONTE

La Virgen del Rocío recorrió las calles del engalanado pueblo Almonte como cada siete años marca la tradición, dando como punto y final a su estancia en la localidad onubense. Doce horas ha permanecido la Blanca Paloma en procesión en un salto a la reja en la reja de la Parroquia de la Asunción, de los más tempraneros que se recuerdan.

A las 8,39 h. los almonteños saltaban a coger a su Virgen, a los primeros rayos del alba con la presencia de los vecinos de Almonte. La Virgen lucía en uno de sus varales un lazo y negro y otro blancao en memoria del padre y la niña asesinada el pasado lunes en esta localidad. Al regresar hasta el presbiterio una vez concluida esta salida extraordinaria, se guardo un minuto de silencio por sus almas.

 Más de medio millón de personas procedentes de toda España han asistido, albergando su mayor número sobre todo en las últimas horas, a medida que avanzaba la tarde a pesar del calor tan sofocante sufrido en esta jornada, según un informe de la Guardia Civil.

 Tradición 
La Imagen cumple así la tradición conocida desde 1750, estimada hacerla durante nueve meses cada siete años.

Antes, la Virgen visitaba a los almonteños dependiendo de su necesidad, sobre todo en la época de sequía. Portaba un nuevo manto elaborado por el taller sevillano de Santa Bárbara, estrenado en la salida de la romería del año 2011 conocido como el de Pentecostés.

 Salidas
 Se ha cumplido con la primera de las cuatro salidas de la Virgen en 2013 que continuará con el traslado hasta la Aldea este próximo domingo 12 de mayo. Una semana más tarde, el lunes de Pentecostés tiene su anual procesión, finalizando con otra extraordinaria el 19 de agosto por los 200 años del Rocío Chico.
Encuentra más fotos como esta en Cofrades